PLAZO: Catalina Vélez deberá disculparse por ‘cholear’ a asambleísta

La resolución de la Defensoría del Pueblo sentará un importante precedente. Foto: Senescyt

El defensor del Pueblo, Freddy Carrión, ordenó a la presidenta del Consejo de Educación Superior (CES), Catalina Vélez, ofrecer disculpas públicas a la ciudadanía, en un plazo máximo de tres días, y a realizar un curso de seis horas de sensibilización y educación sobre la lucha contra la discriminación racial.

El 26 de junio, Vélez emitió, sin percatarse de que su micrófono estaba encendido, unos desafortunados comentarios en la sesión virtual ante la Subcomisión de Educación de la Asamblea Nacional tildando de “cholo” al asambleísta Jimmy Candel.

Posteriormente y como era de esperar, el legislador rechazó las expresiones verbales de Vélez que han «originado una justificada indignación de la ciudadanía».

La Defensoría, como informó en su cuenta de Twitter, considera la carta que remitió la funcionaria el día 27 de junio en la que sostuvo que se entendieron mal sus expresiones, señalando que “mis palabras en ningún momento fueron dirigidas hacia persona alguna. Con clarísima mala intención se está tergiversando y descontextualizando una expresión coloquial referente a un objeto, tal como es el color de un fondo de pantalla…”.

En su resolución el defensor del Pueblo refiere que el artículo 230 de la Constitución del Ecuador dispone que en ejercicio público se prohíbe las acciones de discriminación de cualquier tipo. El artículo 11 de la norma suprema describe que nadie puede ser discriminado por razones de ética, lugar de nacimiento, identidad cultural, entre otros.

Igualmente, el artículo 57 de la Constitución se refiere a una atención especial para las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades, al reconocer el derecho a no ser objeto de racismo y de ninguna forma de discriminación fundada en su origen, identidad étnica o cultural.

La palabra “cholo”, según la presidenta del CES se refería a un objeto y no a una persona. Dice la Defensoría que no se puede tolerar ni justificar sus expresiones racistas, más aún, viniendo de una alta funcionaria de Estado encargada de la planificación, regulación y coordinación de la educación, con doctorado precisamente en temas de desigualdad, multiculturalismo e interculturalidad.

D acuerdo al análisis de la grabación expuesta por varios medios de comunicación, indica la Defensoría, no se han tergiversado, ni se han descontexualizado sus expresiones como lo afirma la funcionaria en su misiva; por lo tanto, considera que “estas fueron emitidas expresamente con la intención de descalificar a una persona que ha utilizado un objeto (fondo blanco en un vídeo), que no era de su agrado, utilizando vocablos y expresiones idiomáticas que hacen referencia a rasgos étnicos con un evidente sesgo despectivo.

La funcionaria tiene tres días para ofrecer disculpas a la ciudadanía. Foto: Archivo