Hay responsabilidad penal en compra de bolsas para cadáveres

Más de medio millón de dólares de sobreprecio se iba a pagar por las bolsas fúnebres. Foto: Cortesía eldiario.ec

La Contraloría General del Estado emitió, hoy miércoles 20, dos informes con indicios de responsabilidad penal en la compra de bolsas para el embalaje de cadáveres en dos hospitales de Guayaquil. Esto en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19. Estas fundas se adquirieron con una diferencia de, al menos, 137 dólares cada una.

En valores globales se observa una sobrevaloración de 1.283 % en el Hospital del Guasmo Sur y 1.311 % en el Hospital Los Ceibos, por 144 y 4.000 bolsas, respectivamente. Los informes penales, dice la Contraloría, permiten concluir que la suma de ambas compras no debía superar los 46.910 dólares. Sin embargo, se habían destinado 614.917 dólares, es decir, una diferencia de 568.007 dólares.

En los dos casos se señala irregularidades en la fase precontractual, que habrían beneficiado a los contratistas. En el hospital del IESS de los Ceibos, los funcionarios responsables no pudieron justificar por qué no se buscó a otros proveedores del Estado, para garantizar calidad y mejores costos. No se consideró que en el portal de compras públicas constan adquisiciones realizadas por otras entidades con precios muy inferiores a los propuestos por el proveedor.

En el Guasmo Sur se invitó a participar directamente a un proveedor que no está registrado en el Clasificador Central de Productos con el código para ofertar esos insumos médicos. Tampoco ha realizado pagos del Impuesto a la Renta.

Estas contrataciones evadieron los procedimientos de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública. Se limitó la participación de otras compañías, no se elaboraron estudios de mercado ni especificaciones técnicas de los productos, para conocer precios referenciales.