La muerte rondó en la vía a Jujan

Tendidos en la calzada, sin vida y con los cuerpos destrozados yacían esta madrugada los cuerpos de Anderson Alfredo Andrade Borja y Nelson Adrián Sánchez Aguilar, mismos que se desempeñaban como policías en servicio activo y que cumplían funciones en el Distrito Babahoyo, de la provincia de Los Ríos.

La alerta del siniestro llegó en la madrugada de este sábado 27 de junio a la central del ECU-911. Al sitio acudieron elementos de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), quienes solo pudieron comprobar que los agentes del orden ya no tenían signos vitales. La escena era perturbadora: uno de ellos quedó desmembrado, mientras que el otro, debió ser sacado de debajo de uno de los vehículos involucrados.

Según el parte policial, en el sitio también estaba el cuerpo inerte de una mujer, misma que no pudo ser identificada «ya que no se encontraron sus documentos personales en el lugar», indica el informe. Los cadáveres fueron trasladados hasta el Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses de la Policía Nacional.