Moreno, Romo, Sonnenholzner…, todos son responsables para Bucaram

El domingo 9 de agosto apareció en un video grabado para el Facebook. Foto captura.

De la defensa al ataque. En los últimos días, el expresidente Abdalá Bucaram desarrolla una afanosa actividad en las redes sociales. Allí responsabiliza al presidente Lenín Moreno y a la ministra de Gobierno, María Paula Romo, de maquinar una «brutal persecución» contra su familia para desviar la atención, dice él, de las verdaderas razones por las cuales se asesinó al israelí Shy Hanan en la antigua penitenciaría del Litoral. Razones que tienen relación con las millonarias compras de insumos médicos durante la pandemia, sostiene.

Pero, ¿cuándo se agudizó esta estrategia comunicacional en Twitter, en Instagram y también en Facebook Live cuando hay que “dirigirse al país”? Fue tan pronto la jueza Giannina Noritz dictaminó, el 31 de julio, sendas órdenes de prisión preventiva contra sus hijos Dalo, Michel y Jacobo, presuntamente vinculados con la trama de corrupción alrededor de los hospitales públicos. Igual resolución se dictó contra otras personas, incluida Gabriela Pazmiño, la esposa de Dalo.

Las acusaciones del patriarca de los Bucaram se lanzan como dardos envenenados. Dijo que la Policía lo persigue y que incluso intentó asesinar a su abogado Alfredo Arboleda en un confuso incidente en Samborondón. Insiste en que la ministra Romo los quiere a él y a su familia en la cárcel. Al presidente Moreno le recomienda que termine su mandato en paz “que después usted será el perseguido”. Y vinculó al abogado Héctor G. Vanegas con el asesinato del israelí Shy Hanan el sábado 8 de agosto en la antigua penitenciaria del Litoral.

Pero, también señala al Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) de intentar involucrarlo con el crimen de Hanan. Es decir, el mundo contra él.

Sin embargo, en las últimas horas, la ha emprendido contra el exvicepresidente Otto Sonnenholzner a quien acusa de planear la incriminación de su hijo Jacobo en la compra de insumos médicos. Y que la escolta de este, mientras desempeñaba el cargo de vicepresidente, le entregó carnés falsos de la DEA a los israelíes sospechosos de pertenecer a la organización criminal en los hospitales.

Por esocescribe: «como candidato a presidente exijo se investigue a Otto…».