No más ensayos con la hidroxicloroquina porque provocaría la muerte

Un gran estudio encontró serias dudas sobre la efectividad de la hidroxicloroquina en pacientes con COVID-19. Foto: Internet

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció hoy lunes 25 de mayo la suspensión “temporal” de los ensayos clínicos con la hidroxicloroquina por “precaución” luego de una publicación en la revista médica The Lancet que puso en serias dudas la efectividad de este medicamento que fue lanzado al ‘estrellato’ por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Tras el ‘espaldarazo’ de Trump al medicamento, miles de personas en el mundo compraron y acapararon la cloroquina y la hidroxicloroquina, desabasteciendo las farmacias. Incluso, la afectación puso en peligro las vidas de aquellos pacientes con enfermedades inmunitarias, como el lupus, que no pudieron tener acceso al producto.

En países con regulaciones muy limitadas en el control de precios de los medicamentos, el valor de la cloroquina y la hidroxicloroquina se volvió imposible de pagar, llegando incluso a costar 150 dólares, en el mercado negro de Ecuador, una caja de 20 tabletas cuando su precio normal es de 20 dólares.

La investigación de The Lancet analizó a más de 96.000 pacientes de 671 hospitales del mundo donde se utilizó cloroquina y su derivado hidroxicloroquina como posible tratamiento contra el coronavirus.

Se analizó la efectividad de la cloroquina y la hidroxicloroquina solas o con un antibiótico macrólido (azitromicina o claritromicina) en comparación con enfermos que no recibían ninguno de estos tratamientos. La mortalidad en el grupo de control que no recibió los fármacos fue del 9,3 %, mientras que entre los que sí tomaron esos fármacos murieron entre el 16 %—en el grupo que tomó solo cloroquina— y el 23 %, en el que tomaba hidroxicloroquina y antibiótico. Los pacientes que tomaron alguno de los fármacos analizados tenían más riesgo de sufrir arritmias, un problema cardiaco que puede desencadenar muerte súbita.

El grupo con mayor riesgo añadido es el de los que tomaban hidroxicloroquina y antibiótico, con un 8 %, comparado con el 0,3 % del grupo de control, informó el diario español La Vanguardia.