Nueva tormenta eléctrica asusta a la población en Guayaquil

Foto: Diario El Universo.

Guayaquil estuvo en medio de una nueva tormenta eléctrica la tarde de este martes 2 de marzo, al igual que en la noche del lunes 1. Los apocalípticos truenos y los fuertes vientos causaron nerviosismo y estragos en varios sectores de la urbe porteña. Varios árboles se desplomaron por la fuerza del viento y las calles terminaron inundadas. Hubo también interrupción del servicio de energía eléctrica y complicaciones en el tránsito vehicular.

Estas fuertes precipitaciones, según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) continuarán el miércoles 3, por lo que la población debe tomar sus recaudos, al igual que los conductores.

El diario El Universo reportó que en las transitadas avenidas Francisco de Orellana, Quito y Juan Tanca Marengo, las entidades de tránsito exigieron a los choferes disminuir la velocidad ante la calzada mojada y la baja visibilidad. Otras vías, como la avenida Barcelona, registraron acumulación de agua.

Aquello se replicó, dice el rotativo guayaquileño, en los alrededores del estadio George Capwell, en el centro sur de la urbe y en Mapasingue, donde el nivel del agua cubría las llantas de los automotores. También hubo calles anegadas en Urdesa central y en la vía a Daule.

En la avenida 25 de Julio, en dirección hacia el norte, se evidenció agua empozada cerca de un paso a desnivel. Los vehículos transitaban de forma cautelosa para evitar accidentes. En los cantones Durán, Samborondón y Daule aún no se han reportado novedades sobre estas lluvias, propias de la temporada invernal.

157Shares