Prohibidos los desalojos por deudas en Guayaquil

Braulio Orellana, Guayaquil

La Junta Cantonal de Protección Integral de Derechos de Guayaquil dispuso hoy martes la prohibición, a los arrendatarios del cantón, de desalojar a las familias que no puedan cancelar el valor del arrendamiento, en cuyos inmuebles habiten niños y adolescentes.

De esa manera «se exhorta para que (las partes) busquen soluciones a través de mecanismos adecuados, y lleguen a acuerdos que garanticen los pagos pendientes», señala el documento.

La medida de protección, dice la junta cantonal, es de carácter obligatorio y estará vigente hasta que se levante el estado de emergencia con el fin de precautelar la integridad personal de los niños, niñas y adolescentes frente al riesgo que representa la pandemia por el COVID-19.

En el comunicado enviado a los medios de comunicación se precisa que la decisión ha sido puesta en conocimiento de la Defensoría del Pueblo, la Policía Nacional, la Dirección Nacional Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), y el Consejo Cantonal de Protección Integral de Derechos (CCPID-G) para garantizar el cumplimiento de lo dispuesto.

Esta medida se da en un contexto en el que muchas familias, que no generan ingresos por cumplir con la cuarentena en que se encuentra el país, tienen problemas para cumplir con el pago de sus obligaciones arrendatarias y han expresado su preocupación por el riesgo de ser desalojadas de las viviendas que ocupan.

Ilustración: milenio.com