QUITO: Pese al COVID-19 la farra sigue en las calles

La noche del sábado 18 de julio y madrugada del domingo 19 fueron de duro trabajo para la Policía Nacional en Quito. ¿El motivo? La cantidad de personas ‘socializando’ en las calles o reunidas en fiestas privadas sin que la amenaza de contagiarse de COVID-19 signifique para ellas una preocupación real.

Solo en el centro de la capital unas 230 personas debieron ser retiradas del espacio público. Estas se encontraban ingiriendo alcohol y, además, se mostraron desafiantes y agresivas con los policías que solo hacían su trabajo y las llamaban al orden.

En el sector de Los Chillos, también hubo una actividad frenética de jóvenes al interior de un nigth club. Todos fueron desalojados y advertidos de su actitud en momentos en que la capital registra un elevado número de infecciones por el nuevo coronavirus.

En otro escenario, miembros de las Fuerzas Armadas, la Policía y la Agencia Metropolitana de Tránsito intervinieron en los sectores de Guamaní, Bretaña, Santo Tomás, La Ecuatoriana y Caupicho.

Se detuvo a cuatro conductores en estado etílico, a 35 personas por irrespetar el toque de queda, a 16 personas por no usar mascarilla y a 25 ciudadanos por libar alcohol en la vía pública. En tanto 12 vehículos fueron retenidos porque sus conductores no llevaban consigo los salvoconductos.

El mayor del Ejército, Fabián Fabara, manifestó que en dicho operativo se registraron las siguientes sanciones: cuatro detenidos por conducir en estado etílico, 35 personas por irrespetar el toque de queda, el cierre de dos locales por atender al público en horas no permitidas, 16 personas por no usar mascarilla, 25 personas por estar libando en la vía pública, tres por indocumentados, 12 vehículos retenidos por no uso de salvoconducto y dos motos sin salvoconducto.

Fabara, quien participó en los operativos, lamentó que continúe el irrespeto por parte de un sector de la ciudadanía a las normas sanitarias dictadas por el COE Nacional. Indicó que estas irregularidades se dan principalmente en la noche.